Cuidado de Joyas

Cuidado de Joyas

 

 

Evite que las piezas entren en contacto con el agua. Quíteselas antes de lavarse las manos, ducharse o nadar.

Evite el contacto directo con maquillaje, cremas o perfumes, así como el uso de líquidos abrillantadores u otros productos químicos, ya que podrían dañar el metal u otros elementos de la pieza o reducir la duración del chapado.

Límpiela con un paño especial para joyas.

Evite la exposición prolongada de la pieza a una fuente de calor.

No intente manipular la pieza. Confié en nuestros expertos para cualquier modificación.

Guarde su pieza en el estuche para protegerla y evitar que se raye.

Subir